• Ivan Levacov

El tiempo y el cerebro

La ciencia entiende, de alguna manera, que el tiempo es una construcciòn psicològica.


Terminò el año y se te pasò ràpido ?

Aunque piensas que no siempre ha sido de esa forma.. Hubo un tiempo en la infancia en la que te parecìa que todo iba lento.


A estas incògnitas e incertidumbres, el neurocientífico David Eagleman, ha dedicado gran parte de su vida a investigar y encontrar respuestas que les comentarè de forma fàcil de entender.

Para empezar, les contarè la experiencia del neuròlogo referido anteriormente:



"Tenía unos 8 años y me fui a escalar una casa que estaba en construcción en nuestro vecindario.

Me acerqué al borde y me caí, y la caída pareció tomar mucho tiempo.

Recuerdo que veía como el suelo de ladrillo rojo se iba acercando. Una vez que toqué el suelo quedé inconsciente... pero también intrigado.

Cuando crecí y me convertí en neurocientífico, me di cuenta de que todos venimos al mundo con la idea de que el tiempo es sòlo un río que fluye hacia delante en una dirección a una velocidad fija."

Pero sabemos que eso puede ser diferente en tu cabeza y en mi cabeza, porque de alguna manera, el tiempo es una construcción psicológica.


En otras palabras, tu cerebro está encerrado en silencio y oscuridad dentro de la bóveda de tu cráneo y su trabajo es descubrir qué está sucediendo afuera, pero para hacerlo, tiene que valerse de muchos trucos de edición.

Tu visión y tu proceso auditivo emiten señales a diferentes velocidades y, sin embargo, cuando ves y escuchàs algo como un globo estallar o alguien aplaudiendo, te parece que la vista y el sonido están sincronizados.

Eso, es porque el cerebro tiene que recopilar toda la información antes de armar una historia final y entregársela a tu percepción consciente.


Es como si se tomara un momento para chequear si otras señales se aproximan, y eso significa que todos vivimos un poco en el pasado.

Lo que creemos que está sucediendo en este momento ocurrió hace un ratito, probablemente hace aproximadamente medio segundo.

"Si estuvieras en mi laboratorio y te muestro una fotografía durante medio segundo en la pantalla y luego te muestro esa misma fotografía nuevamente durante medio segundo y luego una y otra y otra vez...

;...y de repente te muestro una fotografía diferente por la misma cantidad de tiempo, te parecerá que la nueva fotografía permanece en la pantalla durante mucho más tiempo."


Esto sucede esencialmente porque cuando el cerebro ve algo nuevo, tiene que usar más energìa para representarlo.

Ahora, la sensación de que las cosas van en cámara lenta es un truco de memoria.

Ante una situación de emergencia, una parte del cerebro llamada amígdala se activa.

La amígdala es tu centro de control de emergencias: almacena recuerdos en un espacio de memoria distinta a la cotidiana.

En esos casos, los recuerdos son muy densos pues estás en estado de alerta así que tomas nota de todo lo que está pasando a tu alrededor.

Y cuando el cerebro lee la información que acumulas del episodio, hay tanta que su única conclusión es que el suceso debe haber tomado mucho tiempo.

Para sentir que has vivido más tiempo lo que tienes que hacer es buscar novedades.

Por ejemplo: servirte agua con la otra mano a la habitual, o probar alguna actividad fìsica distinta a la que frecuentes como yoga, hacer la vertical.

Estos ejemplos tan simples obligan a tu cerebro activarse pues no puede predecir exactamente lo que va a suceder, de manera que tiene que participar.

COMO RESULTADO, AL ACOSTARTE CADA NOCHE LOGRARÀS TENER MÀS MOMENTOS PARA RECORDAR Y LA VIDA NO TE PARECERÀ TAN CORTA.


#Temasincreibles #eltiempo #ciencia #notedetengas

logo2.png
  • Facebook
  • Instagram

© 2020 por Experiencias Increibles. Creado con Wix.com ;)